Responsabilidad

Se dice que una persona es responsable cuando responde adecuadamente a sus compromisos. Es bueno tener en cuenta que toda responsabilidad Implica dos momentos: 1/ La adquisición del compromiso y 2/ Responder al mismo.

FOTO X11

Anuncios

Pisar tierra firme

En nuestra vida cotidiana, el miedo nos lleva a perdernos. Nuestro cuerpo está aquí, pero nuestra mente está en otra parte. A veces nos zambullimos en un libro y el libro nos aleja de nuestro cuerpo y de la Realidad que nos rodea. Apenas apartamos entonces nuestra mirada del libro, nos vemos arrastrados por las preocupaciones y los miedos.

FOTO B10

Te Amo…

Sin saber como, ni cuando, ni de donde. Te amo Directamente sin Problemas ni Orgullo; así te amo porque no se amar de otra manera: sino así de este modo en que no soy ni eres, tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía, tan cerca que se cierran tus  ojos con mi sueño.FOTO B4

 

Miedos…

Yo no soy este cuerpo. Yo no esto atrapado en este cuerpo. Yo soy la vida sin límites. Yo no soy estos ojos. Yo no estoy atrapado en estos ojos. Yo no soy estos oídos. Yo no esto atrapado en estos oídos. Yo no soy esta nariz. Yo no estoy atrapado en esta nariz. Yo no soy esta lengua. Yo no estoy atrapado en esta lengua. Yo no soy este cuerpo. Yo no estoy atrapado en este cuerpo. Yo no soy esta mente. Yo no Estoy Atrapado en esta mente.

Jimmy Lawlor Tutt'Art@

La Llave…

Un hombre estaba junto a la puerta de la casa. No podía evitar, angustiado, que se le saltaran las lágrimas. Otro hombre pasó por allí y al verle tan desconsolado, le preguntó: -¿Qué te ocurre, amigo mío? -Que no puedo entrar en la casa porque no tengo la llave de la puerta.. Y el que por allí pasaba dijo: -¡Oh, amigo! Al menos tú has encontrado una casa y una puerta, pero yo ni siquiera eso he hallado. Eres muy Afortunado.

FOTO A10

 

 

 

¿Dónde está la verdad?

El discípulo no dejaba de hacerse preguntas y formularse todo tipo de interrogantes existenciales. Su mente era un hervidero de dudas, cuestionamientos, abstracciones y especulaciones metafísicas. Desasosegado, visitó al maestro para preguntarle: -¿Dónde está la verdad? -La verdad está en la vida de cada día. El discípulo protestó: -Pues no logro ver ahí ninguna verdad, te lo aseguro, maestro. -Esa es la diferencia, amigo mío -repuso en tono apacible el mentor-, que unos la ven y otros no.

FOTO A4

 

El tazón de Leche…

El discípulo se lamentaba junto a su maestro: -Ya ni siquiera encuentro disfrute en lo placentero. Mi mente está tan confusa e insatisfecha que incluso las cosas agradables han dejado de serlo para mí. Hasta lo deleitable se torna amargo. -Cuando la mente no está equilibrada y no goza de Serenidad, efectivamente no se puede disfrutar de nada -dijo el, maestro. -Pero ¿por qué? -Lo entenderás mejor si haces lo que te digo. Busca un enfermo grave y dale un tazón de leche dulce. Después vuelve aquí y cuéntame lo sucedido. Aunque la idea era muy extraña, el discípulo decidió hacer lo que le pedía el maestro. En el pueblo se enteró de que había un enfermo muy grave. Acudió a visitarlo con un tazón  de leche dulce y se lo dio a beber, ayudándolo a incorporarse lo necesario para tomarla. El enfermo, al probar la leche, hizo una mueca de asco y protestó: -¡Qué amargo está esto! Cuando el discípulo le contó el hecho al maestro, éste dijo: -¿Te das cuenta? Si la mente no está bien, Nada está Bien.

FOTO A1