Vídeo

Pasar página

Pasar página, como estilo de afrontamiento, no es sencillo. Por eso, quizás es una estrategia que aplicamos con menos frecuencia de la que nos conviene. Pero, ¿dónde está su dificultad? ¿Qué beneficios podemos obtener al aplicarla?

El proceso de toma de decisiones es inherente al conocimiento de información y tiene como resultado una información de salida o output -una información nueva, como las conclusiones, que influyen o son imprescindibles en la toma de decisiones-.

Por otra parte, en el contexto de tomar decisiones que implican despedidas, muchas veces y no para nuestro beneficio, alargamos la toma de decisión, ya sea por la implicación que tengamos, la percepción de lo que nos pertenece o porque creamos es lo necesario. Y sin embargo, todas estas creencias y reafirmaciones pueden no ser tan importantes como lo es pasar página. Reconocer cada emoción, en cada una de esas páginas, es necesario e importante para avanzar.

Vídeo

Mala racha…

Para salir de las malas rachas lo más importante es examinar la situación y reajustar las expectativas hacia el futuro inmediato. Es necesario renunciar a la idea de que debemos volver a estar tan bien como antes a corto plazo. Lo que llamamos «malas rachas» suele comenzar con una pérdida o un problema particularmente difícil de resolver. Después, a raíz de ese suceso, o de forma paralela, confluyen otras situaciones problemáticas y es entonces cuando comenzamos a sentir que estamos en una etapa en la que “todo nos sale mal”.

Examina tu contexto mental

Es muy importante que examines todo el contextomental que rodea a ese problema central. Dicho contexto se refiere a las ideas que están asociadas a esa dificultad. Si te dieron calabazas, es posible que vincules ese hecho con ideas como “fue mi culpa”, o “nunca volveré a ser tan feliz” y otras por el estilo. Si el problema central es el desempleo, puede ser que construyas una red de pensamiento en la que aparecen ideas imprecisas que te hacen sentir incapaz, incompetente o poco valioso.

Vídeo

LO QUE CURA ES EL AMOR

Pero el terapeuta también debe poner atención a la manera en que ama a su paciente. Para ello es importante el trabajo personal del terapeuta y revisar con #honestidad qué me mueve cada paciente/cliente. Y aunque a veces me descubra queriéndoles como a un hijo o como a un amigo, tengo que tener presente que mi afecto tiene que ayudarles a crecer. En muchas ocasiones entra la seducción por medio, en otras alimentamos nuestro ego narcisista, y si no hemos hecho un buen trabajo interior, podemos pillarnos tratando de sanar nuestras heridas pasadas. El amor del terapeuta debe ser #libre, como el amor a los hijos, y tener asumido que vienen a trabajar sus asuntos dolorosos para poder marcharse luego, para volar. Un amor incondicional que asume que nos van a abandonar.

No amar de forma posesiva ni narcisista, no amar para moldearle a nuestra imagen sino para hacerle más libre y que vuele sano.

Vídeo

La experiencia

“La experiencia es el mejor de los maestros, sólo que la matrícula es muy pesada”.

Cada experiencia es nuestra maestra; aprendemos de las personas, los eventos y las circunstancias a nuestro alrededor. La mayoría de las veces, no estamos conscientes de que estamos aprendiendo porque le prestamos más atención a la lucha. Tal como un niño que batalla para mantenerse en pie cuando está aprendiendo a caminar, no nos damos cuenta de que nuestros esfuerzos nos están enseñando y liberando.

Estamos siendo moldeados, no por las circunstancias externas o por otras personas, sino por algo interno: por nuestros pensamientos, reacciones, sentimientos y actitudes. A menos que tengamos experiencias que nos lleven a buscar una comprensión más profunda, a ir más alto hacia la luz, no desarrollaremos nuestra naturaleza espiritual. Al darnos cuenta de ello, sentimos gratitud por las experiencias, inclusive las dolorosas. Damos gracias por cada persona, inclusive las desagradables.

Vídeo

¿Qué ocurre durante un ataque de pánico?

El ataque de pánico consiste en un período discreto de intenso miedo, aprensión, terror o malestar que va acompañado, frecuentemente, de una sensación de peligro o catástrofe inminente y deseos de escapar. El ataque de pánico va acompañado de, al menos, cuatro  de los siguientes síntomas que aparecen repentinamente y alcanzan su máximo en unos 10 minutos:

  • Temblores
  • Palpitaciones o taquicardia
  • Sudoración
  • Sensación de falta de aire o ahogo
  • Sensación de atragantamiento
  • Dolor u opresión en el pecho
  • Náuseas o malestar abdominal
  • Sensación de mareo
  • Inestabilidad o desmayo
  • Desrealización (sensación de irrealidad)
  • Despersonalización (sentirse separado de uno mismo)
  • Miedo a perder el control o a volverse loco o a morir (frecuentemente, de un infarto)
  • Parestesias (entumecimiento o sensación de hormigueo)
  • Calor o frío de repente

Durante un ataque de pánico se produce la sintomatología fisiológica debido a la activación autonómica incrementada pero, dichos cambios, ocurren también en otros momentos cotidianos como cuando hacemos  ejercicio físico.

Igualmente, un ataque de pánico puede dejar a quien lo sufre agotado y con una ansiedad residual de moderada a elevada, pero no son peligrosos para la vida del paciente.

¿Hay distintos tipos de ataques de pánico?

Street, Craske y Barlow (1989) clasificaron los ataques de pánico en:

  • Ataque de pánico señalado. Es aquel percibido por el paciente como asociado a un estímulo externo ( por ejemplo, viajar en metro): o interno, el cual puede ser de dos tipos: físico (como las palpitaciones) o cognitivo (como los pensamientos acerca de la muerte).
  • Ataque de pánico no señalado o espontáneo. El paciente no es capaz de identificar estímulos claros asociados con el ataque de pánico aunque es probable que los mismos existan y la persona no sea consciente ya que son en forma de sensaciones internas cognitivas.
  • ¿Cuáles son los desencadenantes de una crisis de pánico? En general, siempre existe un desencadenante que inicia el ataque y que se puede identificar si se presta atención a lo que sucede al inicio del ataque. El  desencadenante más habitual suele ser una sensación corporal aunque, también, puede serlo un pensamiento o una situación. A veces, el pánico puede ser desencadenado por estar estresado o ansioso por otras preocupaciones o porque le llegue a la mente la imagen de algo o alguien muy inquietante.

    Diversas sensaciones corporales como suspirar excesivamente cuando estamos cansados/hartos de algo, palpitaciones y ahogo al subir escaleras, los efectos de beber demasiado café o de no dormir suficientes horas. Respecto a los pensamientos desencadenantes, pueden estar relacionados con oír hablar de alguien que ha muerto, de un síntoma determinado que creemos tener o pensar en posibles problemas futuros.

    FOTO A14

Vídeo

Qué es la abundancia?

La abundancia natural y la abundancia artificial

Existe un libro muy interesante titulado «Sapiens, una breve historia de la humanidad», del historiador Yuval Harari. 

A modo de ejemplo,hemos sobreexplotado el mundo natural hasta obligarlo a ofrecernos mucho más de lo que el propio equilibrio de la Tierra y de los ecosistemas puede permitirnos. 

Hemos distorsionado el concepto auténtico y original del término abundancia. En el medio natural, abundancia es, por encima de todo, equilibrio y respeto. Es apreciar lo que ya está presente, lo que nos envuelve sin necesidad de romper esa armonía para que nos ofrezca más de lo que está dentro de sus propias posibilidades.

Vídeo

Eres asertiv@?

¿Qué es la asertividad?

“Es la capacidad de autoafirmarse, respetándose a uno mism@ a la vez que se respeta a los demás.

La asertividad es la capacidad de expresar los sentimientos,haciendo valer los derechos de uno mismoy respetando a mismo tiempo los sentimientos y derechos de los demás. La comunicación asertiva es apropiada, directa, abierta y honesta y es algo natural para algunos, pero no tanto para otros.

La buen noticia es que la asertividad es una habilidad que se puede aprender. Las personas asertivas son capaces de reducir los conflictos interpersonales en sus vidas, reduciendo así una fuente importante de estrés.

Una gran herramienta para gestionar el estrés .

Vídeo

Querido miedo

Querido Miedo: Me despido de ti. Me has frenado demasiadas veces. He conocido a otros mas interesantes. La confianza, Ilusión y esperanza.

Miedo querido, tras varias semanas de haber reflexionado decidí escribirte esta carta para que sepas cómo me siento. Te hablaré sobre nuestra relación, acerca de lo que pienso de nosotros y de cómo ha cambiado mi visión desde que te empecé a conocer mejor.

A través de esta carta comprenderás mejor el cambio que he tenido. Para comenzar, quiero que sepas que no ha sido fácil mi camino junto a ti, pero, aunque quizá te parezca increíble ahora, también veo tus otras caras.

Ciertamente, fueron momentos en los tampoco entendía cómo gestionarte, igual que tampoco acababa de comprender el sentido de tu presencia.Fueron sucesos que dejaron una huella inmensa en mi vida, todavía los recuerdo como si fuera ayer.

Con el paso del tiempo, he podido ampliar mi consciencia, además he utilizado lo que he aprendido contigo para conocerme mejor. Eso significa que he podido navegar por lo más profundo de mí, y ver mis reacciones, emociones, pensamientos y sentimientos de otra manera.

Miedo, también eres el motor de mi vida

Cuando comencé a explorarme cada vez que me visitabas, me di cuenta de que también conecté contigo. Poco a poco cambió de color mi perspectiva, antes veía como mi mundo se tornaba gris e iba detrás de la culpa y el dolor. No podía separarme de ellos. Ahora miedo, la mayoría de las veces que vienes, me quedo contigo, me quito mis máscaras, y pienso «de eso se trata la vida», «debo bailar con mis miedos». Ya no eres más una huella de sufrimiento, eres una de aprendizaje. 

Imagen